Sharia o democracia, ¿qué quieren los musulmanes en el mundo?

En el 2008 la empresa estadounidense de investigación de mercados Gallup, presentó los resultados de la primer encuesta en su tipo para averigüar las preferencias políticas de los musulmanes en el mundo. El equipo de investigación estuvo dirigido por la egipcia Dhalia Mogahed y el trabajo de investigación duró 6 años durante los cuales 50,000 musulmanes fueron entrevistados. Es el primer y único trabajo de investigación de esta magnitud jamás realizado. Su válidez y reelevancia en la actualidad está estadísticamente respaldada.

En estos momentos de incertidumbre y agitación  tener en cuenta esta información es fundamental para poder contrastar y entender la agenda política detrás del discurso mediático que impera en estos momentos y que como se verá a continuación no es representativo de las voces musulmanas. Desgraciadamente los medios que están reportando los eventos en Egipto y en otros lados del mundo musulmán insisten que los miembros de la oposición quieren democracia y no sharia. Tampoco hacen una distinción entre lo que los musulmanes perciben como democracia y la democracia en la que está pensando la opinión pública mundial.

Sin embargo la parcialidad no es accidental,  más bien persigue justificar el mantenimiento de una estructura geopolítica en la que Estados Unidos e Israel controlan la región a través de sus “embajadores” ya sea al frente de dictaduras, monarquías o democracias. Se busca hacernos creer que los musulmanes desean una democracia para obviamente justificar más “ayuda” de occidente que se traduciría en más “asesoría” en los campos de  educación, política exterior, legislación y hasta en más presencia militar.

 Mientras los deseos de las mayorías vayan en contra de sus intereses, nuestras voces nunca serán fielmente representadas. Al menos no en los medios de los incrédulos.

 A continuación se presenta sólo un extracto de las conclusiones más reelevantes del libro en cuestión.

—–

Analizando a lo largo de diversos países musulmanes, clases sociales, y diferencias de género, las respuestas a nuestras preguntas revelan una compleja y sorprendente realidad.

Mayorías sustanciales en casi todas las naciones encuestadas (95 en Burkina Faso, 94% en Egipto, 93% en Iran y 90% en Indonesia) dicen que si escribieran una constitución para un nuevo país, ésta garantizaría libertad de expresión, que ellos definieron como el “permiso para que todos los ciudadanos expresen su opinión en temas sociales, políticos y económicos de actualidad”

Sin embargo, a pesar de que conocen y admiran muchos aspectos de la democracia occidental, los encuestados no favorecen en la adopción total de modelos democráticos de occidente. Parece ser que muchos quieren su propio modelo democrático que incorpore Sharia, y no uno que simplemente dependa de valores de occidente.De hecho, pocos encuestados asocian “adoptar valores occidentales” con progreso político y económico musulmán. Los abusos cometidos en el nombre de la Sharia no han conducido a su pleno rechazo.

En nuestros dato, el enfásis de aquellos que viven en países sustancialmente musulmanes, le dan a un nuevo modelo de gobierno, uno que es democratico y que a la vez abraza valores religiosos, ayuda a explicar porque las mayorías en casi todos los países, con excepción de unos cuantos, quieren Sharia al menos como “una” de las fuentes de legislación.

En sólo unos cuantos países la mayoría dijo que la Sharia no debería tener ningún papel en la sociedad; sin embargo en casi todos los países, sólo una minoría quiere la sharia como la única fuente de legislación. En Jordania, Egipto, Pakistán, Afganistán, y Bangladesh, las mayorías quieren Sharia como la única fuente de legislación.

Aún más sorprendente es la ausencia de diferencias sistemáticas en muchos países entre hombres y mujeres en su apoyo hacia la Sharia como única fuente de legislación. Por ejemplo, en Jordania, el 54% de los hombres y el 55% de las mujeres quieren sharia como única fuente de legislación. En Egipto, los porcentajes son 70% de los hombres y el 62% de las mujeres; en Iran 12% de los hombres y 14% de las mujeres; en Indonesia 14% de los hombres y 14% de las mujeres.

Extracto basado en la más grande y profunda investigación de su tipo, ¿Quién habla por el Islam? Lo que mil millones de musulmanes piensan realmente, presenta las excepcionales conclusiones de la Encuesta Gallup en el mundo musulmán, el  primer análisis basado en datos, de las opiniones de más del 90% de la comunidad musulmana global, abarcando más de 35 naciones.

 El libro puede ser comprado aquí: http://www.gallup.com/poll/104731/muslims-want-democracy-theocracy.aspx

Finalmente, si acaso estas cifras no fueran contundentes en comparación con las opiniones sin fundamento estadístico que reinan en los medios,  también existe otro documento producido por la CIA en la que sus analistas políticos describen  la fuerza en aumento de los movimientos islámicos que promueven la liberación de los países musulmanes de occidente, y el reestablecimiento del sistema de gobierno islámico en un conglomerado común llamado califato. El documento en inglés puede leerse aquí. www.foia.cia.gov/2020/2020.pdf

Anuncios