¿De dónde vienen las noticias? ¿De dónde viene mi Islam?

A estas alturas ya sabemos que la información que nos llega por los medios masivos de comunicación ha sido filtrada, cuidadosamente seleccionada y creativamente manipulada. Sabemos que no es de fiar. Es poderosa, pero peligrosa moldeando ideas, generando actitudes, encausando emociones y favoreciendo ciertos ambientes.

 

También sabemos que lo que es publicado en los diarios se decide en una junta editorial, a la cual acude el editor principal ya previamente instruído por la junta directiva que a la vez se ha rendido ya a los intereses de terceros: políticos o dueños de grandes corporaciones.

 

El otro eslabón en la cadena, lo constituye una figura que se escapa de los reflectores. Son los “hacedores” de las estrategias de inteligencia: ellos a través de años han estado estudiando a las sociedades a lo largo y ancho del mundo; sacando conclusiones y elaborando planes de acción.

 

La historia es larga pero es muy significativo el hecho de que ciencias como la sociología y la psicología tuvieran un gran impulso y crecimiento durante las dos primeras guerras mundiales. Y como no si el gobierno de Estados Unidos y el británico fueron de sus principales patrocinadores. Su objetivo era y sigue siendo lograr y mantener el control político y económico en el mundo.

 

El gobierno estadounidense por ejemplo fue cliente de IBM incluso antes de la Gran Depresión de 1929 y el Instituto de Tecnología de Massachussets, el famoso MIT, también lleva ya casi un siglo colaborando con el desarrollo de teorías y metodologías para la modificación del comportamiento social.

 

Igualmente destacado es el Instituto Tavistock de Inglaterra cuya contribución a las ciencias del comportamiento es incluso definitiva en la formación de gerentes, políticos, sociólogos, psicólogos y educadores al rededor del mundo.

 

Sus complejas metodologías se complementan con la más avanzada tecnología y con los fondos del gobierno y más precisamente con el dinero de los contribuyentes que en la mayoría de los casos no tienen idea de cómo sus impuestos son utilizados en su contra y en detrimento de sus libertades.

 

Es díficil explicar por qué los guardianes y defensores de la democracia y las libertades, no someten a escrutinio a todas estas organizaciones (Think Tanks) y por qué no demandan que operen con transparencia. Igualmente deberían asegurarse de saber cuánto dinero está gastando el gobierno por la contratación de sus servicios. De saber lo qué hacen, cómo lo hacen y cuánto del tesoro público se gasta en sus servicios. Con seguridad los ciudadanos dejarían de pagar impuestos: en el acto.

 

Como es de predecirse, nos dirían que lo hacen por la seguridad nacional (que para ese chantaje se han exagerado lo de los enemigos extranjeros) y los medios de comunicación masiva (los ejecutivos en lavado de cerebros) se encargarán de apoyar y mantener esa posición para completar el ciclo de enajenación (privación del buen juicio).

 

Y aunque lo que hacen público no es ni la punta del iceberg, pues lo que ocultan es mucho peor, vale la pena estar enterados; saber cómo ven ellos al mundo  y lo que están proponiendo es un asunto de supervivencia. Quien no está al tanto de lo que acontece en el mundo será irremediablemente rebasado y victimizado por su propia negligencia.

 

No es la sunnah  ni el ejemplo de los sahaba enterrar nuestras cabezas como avestruces y pretender que todo está bien.¡Hasta Asma Ibn Abi Bakr (ra) fue capaz de darle consejo político a su hijo Abdullah ibn Zubair (ra) a sus cien años y cuando ya había perdido la vista!

Estos son algunos sitios web de algunas de estas organizaciones. Unas en español y otras con materiales disponibles en inglés. Algunos documentos hay que comprarlos, pero ya que para eso requieren nuestros datos personales, tal vez lo mejor sea sólo leer el material gratuito.

 

Los “think tanks”, las oficinas de planeación de políticas públicas, los centros de investigación, universidades y los analistas geopolíticos de los incrédulos, son más o menos lo mismo y al final del día todos sirven al mismo propósito: preservar la opresión de las minorías sobre las ignorantes mayorías.

 

Con sus análisis y estrategias están detrás del entrenamiento de espías, de mercenarios,  agitadores,  políticos, líderes de opinión, conferencistas, periodistas, presentadores, programas de televisión, diarios, revistas especializadas,  catedráticos, guías religiosos….y hasta de sitios de internet y libros “islámicos”.

 Aunque la cadena no termina aquí, esto es de lo que no se ve en la tele.

 En español:

http://www.isn.ethz.ch/isn/Digital-Library/Publications/Detail/?ots591=0c54e3b3-1e9c-be1e-2c24-a6a8c7060233&lng=en&id=92400

http://www.cni.es/es/culturainteligencia/publicaciones/

http://www.athenaintelligence.co.uk/

http://www.fride.org/portada

http://www.intelpage.info/la-inteligencia-espanola.html

 

En inglés

http://www.quilliamfoundation.org/

http://www.stratfor.com/

http://www.tavinstitute.org/

http://www.rand.org

 

Y que por cierto éste último fue el autor del infame reporte “filtrado” sobre el Islam y los musulmanes que cuenta con detalle la propuesta general para dividir a los musulmanes. Imperdible lectura: https://mayamuslimah.files.wordpress.com/2010/06/rand-corporation1.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: